Voluntad Emprendedora – Isa & Juanmi
¡Oferta!

Voluntad Emprendedora – Isa & Juanmi

$1.99

-98%

Con el curso Voluntad Emprendedora conseguirás más disciplina y fuerza de voluntad para:

  • Trabajar mucho más concentrado y avanzar más rápido hacia tus objetivos.
  • Acabar esos proyectos importantes que siempre dejas para más tarde.
  • Adquirir y consolidar esos hábitos saludables que tanto te cuesta mantener.
  • Dejar de procrastinar y construir la vida que quieres ahora.

Entrega inmediata

  • Reproducción Online
  • Descargas ilimitadas
  • Servidor Mega.nz
Guaranteed Safe Checkout

Tener más Fuerza de Voluntad es algo que todos queremos, pero solemos pensar que es un rasgo de la personalidad que no podemos cambiar.

Seguramente te identifiques con alguna de estas frases:

Me gustaría tener más fuerza de voluntad para ir al gimnasio todos los días.
Quiero tener más fuerza de voluntad para comer mejor.
Necesito más fuerza de voluntad para sacarme de una vez por todas el certificado de inglés.
Ojalá tuviera más fuerza de voluntad para acabar ese proyecto…
QUIERES MEJORAR COMO PERSONA Y CONSEGUIR TUS OBJETIVOS, PERO TE HACE FALTA MÁS ENERGÍA, MOTIVACIÓN Y FUERZA DE VOLUNTAD PARA EVITAR SITUACIONES COMO ESTAS:
No acabas los proyectos que empiezas. Tienes un montón de ideas, pero no consigues ser constante y ponerte en serio con ninguna.
Te cuesta mucho crear nuevos hábitos. Empiezas muy motivado y con ganas, pero conforme pasan los días empiezas a fallar, lo dejas para más tarde y acabas por tirar la toalla.
Te vencen la pereza y la comodidad. Sueles ser perezoso y no consigues encontrar la fuerza mental necesaria para perseverar.
Sueles procrastinar las tareas importantes. Sabes qué es lo que deberías estar haciendo, pero te pones todo tipo de excusas para retrasarlo.

¿Por qué te cuesta tanto mantener la motivación alta, aunque quieras algo con todas tus fuerzas?
Bueno, no eres un bicho raro.

A nosotros también nos pasaba, y nos frustrábamos porque había veces que simplemente éramos incapaces de controlar nuestro estado mental.

Por mucho que quisiéramos ir al gimnasio, acabábamos poniéndonos la excusa de que estábamos cansados.

Por muy claro que tuviéramos que levantarnos pronto iba a hacer nuestro día mucho más productivo, cuando llegaba el momento, nos quedábamos en la cama un poco más.

Y así con muchas otras cosas…

El caso es que siempre nos hemos considerado personas bastante disciplinadas, pero empezamos a enfrentarnos a retos y metas grandes, nos dimos cuenta de que algo teníamos que cambiar si de verdad queríamos conseguir nuestros objetivos.

Y no nos queríamos creer que simplemente unas personas tienen éxito porque sí, porque han nacido con un don, porque va en su personalidad, y el resto tenemos que conformarnos con vivir una vida mediocre.

No.
Estábamos seguros de que había algo más.

Y por eso nuestra obsesión en los últimos años ha sido buscar el factor común en todas esas personas exitosas en las que siempre nos fijamos para replicarlo en nuestras vidas.